Wednesday, December 16, 2009

10 Razones por las que ya no filmo ni tomo fotos en los conciertos con mi celular.


1. Cuando pago el boleto de un concierto, pago por ver a la banda en vivo y directo. Si la quisiera ver a través de una pantalla, mejor los veo en mi televisión.
2. Dejar de ver a la banda en un momento único e irrepetible por poderla ver en mala calidad de audio y video posteriormente no es un buen intercambio.
3. Filmar con el teléfono y meterse al slam (mosh pit) no es una buena combinación.
4. Tener un video visto y criticado por unos cuantos centenares de personas en youtube no me va a cambiar la vida ni mucho menos.
5. La batería del celular puede ser utilizada mejor en otras cosas, como puede ser jugar jueguitos cuando vaya al baño después del concierto o localizar a amigos de los que haya sido separado por la multitud.
6. En las canciones lentas, es más vistoso un encendedor que la luz de un celular
7. Uno de los recuerdos menos adecuados que hay para un concierto es una foto tomada con un flash insuficiente que resulta en una imagen casi totalmente negra con una luz pequeña y distante, donde no se reconoce absolutamente nada (y lo peor de todo es que así sale también si estás hasta adelante)
8. Si hay personas a las que les pagan por filmar esos eventos ¿por qué yo lo haría de forma gratuita?
9. La memoria de mi celular puede ser mejor utilizada en música grabada de buena calidad, fotos reconocibles con mis amigos, juegos y aplicaciones útiles.
10. El riesgo de extraviar el celular aumenta considerablemente si se extrae del bolsillo del pantalón innecesariamente durante el concierto.