Wednesday, February 03, 2010

¿Qué hace buena a una canción?

Quizá muchos de ustedes, al definir sus gustos musicales, se limitan a pensar "me gusta o no me gusta" y ya, pero nunca se preguntan el por qué. Tal vez nunca se han preguntado qué es lo que ustedes buscan en una canción, por qué unas les gustan y otras no, aún siendo del mismo género o incluso del mismo artista. Pero creo que aquellos que decididamente no deseamos que los medios de comunicación nos "empujen" la música y que queremos definir nuestros gustos por nosotros mismos, debemos tener, aunque sea de forma vaga, una idea de qué es lo que esperamos de un buen músico, en lugar de esperar a escuchar el juicio de otros para "formar" el nuestro, y por ende, basarnos solamente en popularidad. Estos son, los que, con mi particular visión del mundo, considero los cinco puntos esenciales que debe tener una canción:

1. Que tenga muestras claras de virtuosismo uno o más de sus componentes (voz, guitarra, bajo, batería, etc). No soy un experto ni mucho menos en teoría musical, así que no hablaré de compaces, escalas o tiempos, simplemente diré que el virtuosismo se puede ver cuando la canción tiene melodías complejas, que no se base exclusivamente en construcciones simples, que tenga cierto grado de dificultad su interpretación u originalidad en su creación, que haga ver que los miembros de la banda realmente son personas destacadas y no son tan sólo una agrupación más del montón que sigue tendencias impuestas por otros.

2. Que transmita algún sentimiento o mensaje constructivo, o bien que te "transporte" a otras realidades o lugares (es decir, que eche a volar la imaginación). Cabe mencionar que no solamente hablo de la letra, sino que también la música debe hacerlo. Aún piezas instrumentales son capaces de lograr lo que digo si son compuestas con el corazón. No hay nada más molesto que una canción cuya letra y música se contradicen, que mientras una denota alegría, la otra tristeza, o viceversa. ¿No es a caso una ironía bastante absurda cuando canciones de moda que hablan de desamor son interpretadas y bailadas con entusiasmo en las bodas? Por otra parte, es importante hacer notar que este sentimiento o mensaje no debe incitar al odio, intolerancia, actividades criminales, destructivas o dañinas, tener mentiras disfrazadas de verdad, u algún otro tipo de ofensa. Es importante, para que una canción pueda ser realmente buena, que uno pueda identificarse con lo que la canción trata de expresar, que pueda sentir lo que el compositor sintió al escribirla. Esto no puede ocurrir si la canción es ofensiva, destructiva o insultante.

3. Que sea distintiva. Los grandes músicos logran siempre tener un sonido que los distingue, sin que eso implique caer en la monotonía. Una buena canción, con tan sólo oir sus primeras notas, hace notar de qué compositor, banda o artista se trata, aún si esa canción en particular se escucha apenas por primera vez, y sin que eso implique que están repitiendo lo mismo que ya hicieron antes. Si no se tiene este sonido distintivo, o bien se tiene pero se es en exceso monótono, no se puede llegar a la excelencia.

4. Que no sea demasiado repetitiva. Por supuesto, parte esencial de la música es, hasta cierto punto, la repetición de algunos ritmos "pegajosos" o particularmente agradables, pero también es importante que la música progrese, que aporte elementos nuevos. Cuando tienes una pieza que repite la misma melodía de tres o cuatro notas durante tres minutos, o que repite las frases del coro hasta agotar la voz, no es difícil llegar al hartazgo.

5. Que sea memorable. Hay muchas canciones que cumplen con los primeros cuatro puntos que mencioné, pero, por razones que no son fáciles de explicar, después de haberlas escuchado pasan completamente al olvido. Una gran canción debe de poder lograr que te acuerdes de ella, que después de haberla escuchado la primera vez, se te quede en tu cabeza, que la tararees en tu mente y sientas el deseo de volverla a oir.

Estos cinco elementos son los que, en mi opinión, hacen que una pieza musical en particular, independientemente del género, pueda llegar a ser considerada como grandiosa. Por supuesto, está la cuestión subjetiva del estilo, que puede hacer que algo no sea de mi agrado a pesar de cumplir con estos cinco puntos, o que a pesar de no cumplir con ellos, me guste (aunque sin esos cinco puntos, jamás podría llegar a ser de mis favoritas ni mucho menos). Sin embargo, teniendo en cuenta estos criterios, uno puede ser capaz de reconocer a un artista talentoso aunque el estilo no sea de su agrado, lo cual es también importante.