Thursday, April 01, 2010

Manifestarse en Internet, ¿de qué sirve?


Una de las cosas más curiosas que tiene el Internet actualmente es que sus adelantos han proveido una plataforma para que cualquiera se manifieste al respecto de lo que quiera sin censura. Sin emabargo, la gran pregunta es, ¿para qué sirve? ¿puedo cambiar al mundo con unos cuantos clicks y golpes al teclado? ¿qué efecto tiene en realidad lo que hago en Internet? Esto es lo que este artículo tratará de analizar. Veremos algunos ejemplos de como se "manifiesta" uno en Internet y después analizaremos cuál es el efecto real que tiene esa manifestación.


Quizá el primer ejemplo que pudiéramos encontrar de manifestaciones en Internet son los foros de opinión. Originalmente eran páginas que se dedicaban exclusivamente a ello, incluso, antes de que el internet fuera tan común, se usaban conexiones por módem a "bulletin boards", donde se dedicaban solamente a este tipo de actividades. pero ahora podemos ver también "mini-foros" en páginas de noticias donde se le permite a la gente opinar acerca de cada noticia, en las secciones de comentarios de blogs e infinidad de páginas diferentes. En un foro de opinión una persona ingresa sus comentarios y otros pueden responder o bien realizar otros comentarios, y se van acumulando opiniones hasta que algún tema nuevo cobra más importancia.


Ahora supongamos que a una persona, en un foro determinado hace la siguiente pregunta: ¿qué es mejor, el capitalismo o el socialismo y por qué? Supongamos también, que esa pregunta genera decenas de miles de respuestas de ambos bandos. Las personas que participen en ese debate se sentirán orgullosas de lo que escribieron seguramente. Muchos escribirán algún argumento "grandioso", al menos a su forma de ver las cosas y jamás regresarán a ver que les respondieron. Y por supuesto, no faltará el troll que desate aún más controversia con algún comentario como este: "ni una ni otra, ¡que viva el esclavismo!", y los ingenuos que crean que es en serio y le contesten. Finalmente, lo que se tendrá es una colección de decenas de miles de opiniones y nada más. No habrá ningún consenso, no se realizarán acciones para implementar lo propuesto en el debate. No habrá ninguna consecuencia posterior, ni un documento resolutivo que resuma los resultados del debate, y todo se olvidará una vez que surja un nuevo tema en el foro que genere mayor interés, o bien se hayan acumulado tantas respuestas que por pereza nadie quiera leer ni escribir ahí. Lo único que tendrás serán personas que se sientan bien consigo mismas por haber expresado su opinión.


Otro ejemplo más que tenemos son las peticiones en línea. Montar una petición en línea toma cinco minutos y firmarla menos de uno. Cualquiera puede pedir lo que sea, incluso puede hacerlo de broma o de cosas absurdas. Lo anterior claramente le quita credibilidad a las peticiones, además de que no existe forma de confirmar que todas las firmas sean auténticas. Muy pocos firmarán en papel algo con lo que no estén de acuerdo, pero una infinidad de personas podrían "firmar" en Internet en una petición que les parezca graciosa. Por lo tanto, es difícil que las personas a las que va dirigida una petición semejante se la tomen en serio y por lo tanto lo más probable es que ni se inmuten. El mejor ejemplo de ello sería que, Alejandro Sanz, en clara referencia a Hugo Chávez, dijo en alguna ocasión que "si millones de personas pidieran que dejara de cantar, lo haría". Por supuesto, esto motivó a que se creara una petición en Internet al respecto, que juntó poco menos de un cuarto de millón de firmas. Alejandro Sanz no ha dejado de cantar, ni lo hará, al menos por ahora. Claramente, lo único que hicieron estas personas fue sentirse bien momentáneamente ante la totalmente absurda esperanza de lograr, con un par de clicks, que un cantautor que les desagrada abandonara su carrera de la que se alimenta, se enriquece y disfuta (si es bueno o malo en lo que hace no va a ser discutido aquí, no es el punto de este artículo), y no creo que otro tipo de peticiones en línea tengan resultados muy distintos. Otra pregunta es, ¿cuántas firmas hubieran juntado si lo hubieran intentado hacer en papel? Dudo que hubiera pasado de unos cuantos cientos.


Aunque podría dar decenas de formas distintas de cómo "manifestarse" por Internet, creo que bastará con que mencione una más, que, en mi opinión, es la más absurda de todas. Y esta es hacerlo por medio de alguna red social. Esto incluye unirse a un "grupo", poner algo en el estado de la persona, entre muchas otras. Poner algo en el estado es algo más o menos parecido a opinar en un foro, por lo que no hablaré más al respecto. Ahora supongamos que alguien crea un grupo en facebook llamado "por cada persona que se una voy a donar un centavo a las víctimas del terremoto de Haití". Rápidamente se unen millones de personas. Por un momento supongamos, aunque bien sabemos que no será así, que la persona que creó ese grupo realmente dona el dinero. Esa persona pudo haber donado el mismo dinero sin ayuda de las personas que se unieron al grupo, y las personas que se unieron, en realidad, no hicieron nada por Haití. ¿Qué es lo que se consiguió? Igual que en los dos ejemplos anteriores, fue la falsa sensación de estar logrando algo grande con un par de clicks. Ahora supongamos que creo un grupo llamado: "Renacimiento del comunismo, ¡fin a la burguesía capitalista!" y se unen varios millones de personas. ¿A caso estoy demostrando una gran capacidad de organización por motivar a que la gente haga click en un botón? Creo que un anuncio publicitario que logra que miles de personas compren un producto demuestra más que eso, y no es necesariamente mucho. Y Cuando les proponga hacer un 'meeting' o alguna acción concreta, ¿asistirán todos esos millones, unos cuantos miles, un par de decenas? ¿o me dejarán plantado? Lo más probable, seamos honestos, es lo último. Claro que unirse a un grupo tiene un efecto, y ese es, de nuevo, el de sentirse bien con uno mismo, y nada más.


Estos tres ejemplos nos dejan perfectamente claro lo que realmente significa manifestarse por internet: significa buscar aumentar el autoestima al tener la falsa sensación de estar haciendo algo sin levantarse de la silla, dando así origen al término en inglés "slacktivism" (véase el artículo de wikipedia al respecto) y, aunque no he encontrado un equivalente en español, yo propongo uno al menos para los mexicanos: "huevactivismo". Y por supuesto, este tipo de manifestaciones a lo único que ayudan es a conservar el status quo, y a que la gente haga menos cosas reales por cambiarlo, independientemente de si este es bueno o malo. Quien descarga sus frustraciones en internet se siente mejor y ya no necesita hacer nada. ¿Para qué salir a las calles, juntar firmas en papel, hablar con políticos y abogados, y buscarme enemigos si puedo simplemente quedarme donde estoy y abogar anónimamente en foros que carecen por completo de poder o autoridad? ¿Para qué fundar un movimiento político y hacer largas y tediosas juntas, para qué agotarme buscando recolectar fondos para éste, si puedo crear un grupo idiota en facebook? Pues si realmente crees en tu causa, lo haces para que realmente suceda algo y no nada más aumentes tu autoestima de forma momentánea al haber hecho click en algo que parece servir de algo, cuando en realidad no sirve para nada.