Tuesday, February 21, 2006

Micronaciones: una verdadera burla a las leyes internacionales.

Hubo una época hace algunos años ya, en la que cualquiera podía conformar un país: tan sólo había que conseguir un buen grupo de gente, ir a un lugar previamente desocupado, destrozar los árboles y la fauna del lugar, construir casas, establecerse a sí mismo como el gobernante, y esperar que ninguna otra entidad los invada antes de que de su misma población pueda conformarse un ejército decente, o genere suficientes riquezas como para contratar un buen grupo de mercenarios. Si pasaban de esa estapa, ya podían incluso conquistar o anexarse territorios de otras entidades, formando así grandes imperios. En la actualidad, por desgracia, todos los pedazos de tierra existentes han sido ya asignados a algún país, aún si están deshabitados o en constante guerra civil. Por ello, es imposible, en tierra al menos, que uno cree su propio país de la nada. Sin embargo, en la decada de los '60 y '70, unos pocos adinerados decidieron intentarlo en el mar, en aguas internacionales, y comprobando de paso lo absurdas y estúpidas que pueden llegar a ser las leyes internacionales, y más aún, lo inútiles que son, ya que nadie estuvo dispuesto a reconocerlas. También existen micronaciones en internet, incluyendo de paso también guerras virtuales, monedas virtuales y otras estupideces por el estilo, pero esas realmente no tienen chiste.

He aquí la lista de las tres mejores micronaciones, las cuales, como era de esperarse, no incluyen ninguna virtual:

3. La república de Minerva, establecida en 1971 por un gringo adinerado llamado Michael Oliver, quien aprovechó su lana para intentar establecer una utopía en los arrecifes de Minerva, en oceanía. El proyecto culminó en 1972 cuando las fuerzas militares de Tonga invadieron el supuesto país y se anexaron el territorio.

2. La república de Rose Island, creada en 1967 en una isla artificial que se construyó cerca de Italia por el ingeniero Giorgio Rosa, la cual tenía como idioma oficial el esperanto. En 1968 decidió declarar su independencia, lo cual fue visto como el gobierno Italiano como un intento de evadir impuestos. Por ello, se envió a este país una apabullante fuerza invasora de 4 carabinieri e inspectores de impuestos, la cual tomó el control y poco tiempo despues toda la isla fue destruida.

1. La principalidad de Sealand. Un inglés de nombre Paddy Roy Bates decidió en 1967 establecerse en un fuerte marítimo que los ingleses abandonaron al terminar la segunda guerra mundial y que se encontraba en aguas internacionales, y declarar su independencia. Este país, aunque no es reconocido oficialmente, ha emitido pasaportes, monedas e incluso ha defendido sus "aguas territoriales", disparando a barcos que pasan cerca. Esta entidad sigue existiendo hoy en día, e incluso existe por ahí un holandés de nombre Alexander G. Achenbach, quien tuvo un incidente con la familia Bates y actualmente díce ser el verdadero soberano "en el exilio" de este país con una población permanente de menos de cinco habitantes.

Sunday, February 12, 2006

Pinches chinos...

Hola, si es que alguien de milagro llega a este blog, lo cual implica que seguro no es lo que estaba buscando, nada mas les recomiendo que visiten esta página: http://pincheschinos.blogspot.com está pocamadre, enseña toda la piratería de los chinos. Se van a divertir, se los garantizo.

Tuesday, February 07, 2006

Prodigy ofrece ópera gratuita en la noche

Si es que alguien lee esto y es amante de la ópera, debe saber que el servicio de soporte técnico de Prodigy Infinitum le da muchas horas de ópera gratuita para que disfrute.
Tan sólo tiene que marcar durante la noche al 01-800-123-2222 , seleccionar en el menú "soporte técnico" (opción 2) y después "prodigy infinitum" (opción 2), y podrá deleitarse con la ópera durante horas.
Lo único malo, es que de vez en cuando te interrumen diciendo una gran mentira: "lo sentimos, en este momento nuestros operadores se encuentran atendiendo otra llamada. En prodigy internet le ofrecemos soporte técnico gratuito las 24 horas del día. Por favor espere, en un momento será atendido". Claro que esto es falso dado que es imposible que tanta gente esté hablando en la noche como para que todos estén ocupados (he estado más de 20 min sin que nadie responda!), lo que hace evidente que todos se fueron a dormir.
Así que ya saben, si es tarde en la noche y tienen ganas de oir ópera y no les molestan las interrupciones, llamen a soporte de prodigy infinutum. Pero si tienen algún problema con su internet, ya se jodieron.

Friday, February 03, 2006

Redundancia en el español

Este es un pequeño experimento para probar que el español es un idioma sumamente redundante, y que no todas las palabras son necesarias.

Estaba solo. Miraba lluvia. Deprimido. Enloqueció. Gritó, golpeó, corrió. Desmayó. Despertó. Vio destrucción. Arrepentido. Lloró. Enterró cuchillo en estómago. Pasaron horas. Murió.

Ahora, la misma historia, contada con un español más correcto.

Estaba completamente solo. Contemplaba la lluvia, mientras la depresión le invadía. Simplemente no pudo soportarlo, y entonces enloqueció. Comenzó a gritar, al tiempo que corría y golpeaba todas las cosas a su alrededor. Tras este tremendo ataque de nervios, se desplomó, perdiendo totalmente el sentido. Al despertar, vio toda la destrucción que él mismo había hecho. Ahora, lleno de arrepentimiento, comenzó a llorar intensamente. Tomó un cuchillo que él tenía cerca y lo enterró en su estomago. Se desangró lentamente, y, después de varias horas, su vida llegó a su fin.

A continuación se discutirán algunas de las frases para que se puede entender el por qué no necesitamos tanta información, aunque sea más agradable que nos la den.

Primero que nada, “completamente solo” y “solo” son la misma cosa. Hay dos posibilidades, o se está solo, o se está acompañado. No se puede estar parcialmente solo, y por lo tanto, “completamente” es innecesario.

Mirar es una palabra más corta que contemplar, y aunque su significado literal es diferente, para efectos de la historia es el mismo. El artículo “la” es innecesario ya que no da ninguna información adicional.

‘Deprimido’ es sólo una palabra, no es en sí ni si quiera una frase. Sin embargo, viene antecedido por dos frases que nos indican de quién estamos hablando. Todo lo que podría anteceder a ese adjetivo: “estaba”, “se encontraba”, o cualquier otra cosa semejante, tiene el mismo significado. Por lo tanto, con la pura palabra ‘Deprimido’, ya se sabe qué es lo que se quiere decir, y de quien hablamos.

“Enloqueció. Gritó, golpeó, corrió.” En este caso, se nos dice que el tipo enloqueció. Cuando se nos dice que ‘golpeó’, se puede deducir que lo que golpeaba, al no ser más específicos, eran las cosas que había a su alrededor, ya que estaba solo. Eso queda claro por el hecho de haber enloquecido, lo cual también nos da a entender que no pudo soportar la soledad. Por ello, también es innecesario decir “simplemente no pudo soportarlo”. Por otra parte, el poner “Gritó, golpeó, corrió” en una misma frase, nos da a entender que todo formó parte de la misma acción. Por lo tanto, ‘al tiempo que’ también es información redundante.

‘Enterró cuchillo en estómago’. De ahí se puede deducir que tenía un cuchillo cerca, y que antes de enterrárselo en el estómago, lo tuvo que haber tomado. No sería necesario que nos lo dijeran. Tampoco es necesario que nos digan que lo enterró en ‘su’ estómago, ya que el estaba solo. Por lo tanto con que nos digan que lo ‘enterró en estómago’ ya es suficiente.

Tampoco es necesario que nos digan ‘Se desangró lentamente’. Se sabe que al enterrársele un cuchillo en el estómago, la consecuencia natural, entre otras cosas, es que salga sangre, por lo tanto, es suficiente con decir ‘pasaron horas’ para saber que el desangrado fue lento.

‘Varias’ es una palabra que también es innecesaria. El simple hecho de decir ‘horas’ en plural, sin decir una cantidad, ya nos lo da a entender.

Aunque no se analizó todo el texto, con lo que se dijo ya se mostraron los ejemplos más significativos, y es suficiente para probar que el segundo texto no da más información que el primero.

Así, con este ejemplo, se ha demostrado que al comunicarnos somos sumamente redundantes. El único efecto que tiene el hablar y escribir correctamente, es embellecer el texto, pero no nos ayuda en absoluto a entender lo que se nos quiere decir. Y eso incluye también al análisis que acabo de hacer. De cualquier forma, yo prefiero hablar bonito y demás, que telegrafiado.