Tuesday, May 06, 2008

El derecho al "placer sexual" para las mujeres en Ecuador.

Actualmente en Ecuador se está redactando una nueva constitución, ante esto, una legisladora quiere que en la constitución se incluya el derecho inalienable de las mujeres al "placer sexual". Me gustaría ver el texto propuesto de esta ley para ver exactamente qué es lo que está proponiendo, ya que como los medios de comunicación lo han expresado suena bastante absurdo. Pero si sí es así, pues es una invasión directa a la vida privada de las personas y además es discriminatoria ya que no le otorga el mismo derecho a los hombres.

Darle derecho a tener "placer sexual" a las mujeres, es algo bastante ridículo. Es meterse con su vida privada a un grado inimaginable. Es invadir su privacidad, y es tratar de legislar algo que en algunas ocasiones no se puede controlar. ¿A caso todos los hombres Ecuatorianos irán a la cárcel si se involucran con una mujer que padece de anorgasmia? ¿A caso si una mujer es rechazada porque no fue encontrada atractiva, se le deberá sancionar a quien la rechazó? Al menos a esto es a lo que suena esta ley, por lo que, reitero, me gustaría ver el texto exacto con el que la están proponiendo, pero desafortunadamente no tengo acceso a él.

Y a parte de invadir la vida privada, también sienta las bases para que se le pueda invadir de otras formas. He aquí algunos ejemplos de leyes que podrían pasar:

- El derecho a que nuestra comida sepa rico.
- El derecho a salir bien en las fotografías.
- El derecho a dormir y soñar cosas agradables, y vivir libres de pesadillas.
- El derecho a reírse por buenos chistes y a ignorar malos chistes.
- El derecho a vomitar cuando nos de náuceas.
- El derecho a vivir sin que se burlen de uno por sus defectos.

Y la lista podría seguir indefinidamente. No puedes legislar la vida entera. No puedes legislar la convivencia social en su totalidad, sólo aquellos aspectos que afecten gravemente el órden público y la seguridad de la población. Y es que hay demasiadas cosas que la autoridad no puede controlar, y que si lo intentara hacer sería opresivo, y creo que la forma en que hombres y mujeres ejercen su sexualidad es una de ellas.

Si la legislación va más por la idea de que se le de un mejor trato a las mujeres y no se les trate como simples amas de casa u objetos sexuales, entonces esto debe hacerse por medio de educación, por medio de enseñanza en las escuelas. No por medio de leyes invasivas que simplemente no hay forma de ejecutar.

Hammas y la hipocresía del mundo en el conflicto árabe-Israelí

De verdad es increíble como el mundo entero está lleno de hipocresía. Y es cierto, todas las naciones y todos los gobiernos del mundo, sin excepción, democráticos o no, represivos o permisivos, comunistas o capitalistas, conservadores o liberales han recurrido en alguna ocasión a mentiras y engaños. Por supuesto, algunos lo han hecho en mayor medida que otros, pero creo que en tiempos recientes, pocos lo han hecho al grado que lo ha hecho el pseudogobierno que tiene actualmente la franja de Gaza, que más bien es una cuasi-anárquica alianza entre Hammas, Jihad y otros grupos menores.

Mientras tratan de mostrarse ante el mundo occidental como las víctimas, en su interior no hacen más que mentirle a su propia población sobre su situación para hacerles creer que lo que hacen está bien y que es la única opción que tienen para vivir una vida mejor. Uno de los más claros ejemplos de esto es un documental que emitieron recientemente en su televisión local. Según lo publicado en Haaretz, en éste insisten en que los judíos perpretaron el holocausto para deshacerse de los discapacitados y enfermos y que culparon a los Nazis para tener simpatía internacional. Además le atribuyen a Ben Gurion frases en las que es claro respecto de estas supuestas intenciones. Por supuesto, esto lo hicieron justamente el día en que todo Israel conmemora la remembranza del holocausto. Se aprovechan del poco acceso que tienen los Palestinos a la gran cantidad de documentación y evidencia que existe sobre el holocausto, el cual es uno de los eventos más documentados de la historia, y de el hecho de que no saben hebreo ni polaco y por lo tanto no pueden entender las verdaderas palabras de Ben Gurión.

Por otra parte, el gobierno Israelí jamás ha inventado mentiras de esa magnitud a su propia población. Y este documental es sólo un ejemplo, pero toda la actitud que tiene Hamás, no ha sido más que pura hipocresía. Y por supuesto, la hipocresía se contagia, y así podemos ver que esto provoca que la actitud del mundo hacia Israel sea sumamente injusta.

Es cierto que Israel ha cometido errores y quizá ha matado muchos palestinos inocente, pero siempre su blanco principal han sido los militantes. Es cierto que han muerto más palestinos que Israelíes, pero al mismo tiempo es cierto que la mayoría de los palestinos que han muerto han sido militantes, mientras que la mayoría de los Israelíes que han muerto han sido niños, mujeres y ancianos. Es cierto que el número de muertos raya ya en las decenas de miles, y sin embargo esto ha ocurrido a lo largo de suficientes años como para que existan a lo largo de la historia muy pocos conflictos armados no internos con menos muertos por año. Las guerras de Afghanistán, Sierra Leona, Yugoslavia, el conflicto Jordano-Palestino, el conflicto Tutsi-Hutu y muchos otros, han sido mucho más atroces, se les ha puesto mucho menos atención y se les ha criticado menos.

Y esto, por supuesto, no ha sido mostrado por los medios, lo cual puede considerarse comparable con lo que Hamás le hace a su propia población. Incluso en los liberales "medios occidentales", aunque en menor medida, hay engaño, hipocresía y mentiras. Y por supuesto, los medios en Israel tampoco se salvan de caer en eso ocasionalmente, pero nunca han dejado de mostrar los resultados de sus propios ataques, lo que ha levantado oposición dentro del mismo territorio Israelí, permitiendo dentro del mismo Israel una diversidad de opiniones políticas. En los países árabes esto simplemente no existe.

Y por supuesto podemos ver un caso hipotético en el que quedaría claro el grado de hipocresía que puede haber en este mundo. Supongamos que Kim Jong Il se muere, y su sucesor, sin dejar de ser comunista y anti-occidental, se vuelve también anti-chino, argumentando que china se está "liberalizando" y culpándola del hambre que azota a esta pobre nación. Alimentando el odio hacia los chinos, posteriormente, este líder decide lanzar una serie de misiles al interior de ciudades importantes del territorio chino. China, quien solía ser el principal proveedor de Corea del Norte, cierra sus fronteras, deja de proveerlos y responde a los ataques de Corea del Norte con una invasión militar en la que mueren millones de chinos y norcoreanos.

¿A caso algún líder mundial se atrevería a levantar la voz en contra de los Chinos? ¿Se quejaría alguien de que China dejó a corea del Norte "muriéndose de hambre" al dejar de proveer a su enemigo? ¿A caso se meterían las naciones de la Unión Europea a tratar de "mediar" las cosas? Así como ninguna nación ha decidido mover un dedo por lo que sucede en Chechenia, en este caso las naciones del mundo no sólo no moverían un dedo, sino que defenderían cualquier acción de los chinos, argumentando que es el derecho de autodefensa de cualquier país ante un ataque, y más tratándose de una nación tan "odiosa" como Corea del Norte.

Y sin embargo, a Israel le exigen que deje de lanzar ataques en legítima defensa (no negaré que algunos han salido bastante mal o han sido excesivos, pero estos son errores naturales de una guerra), que provea a sus enemigos de trabajo, alimento, y energía, ya que ellos carecen de la inteligencia necesaria para proveerse por sí mismos o de simpatía para conseguir las provisiones de otras naciones. ¿Por qué Israel debe ser el responsable del bienestar de quienes lo atacan? ¿Por qué Israel debe contenerse cuando cientos de misiles caen en su territorio diariamente? Simplemente porque, a diferencia de países como Rusia o China, Israel no tiene los medios ni las intenciones para poder realizar acciones que afecten severamente la economía o la seguridad nacional de los occidentales, lo que lo hace un excelente chivo expiatorio y una gran distracción para que los gobiernos utilicen a su antojo para manipular a su población.

Hammas, por supuesto, tampoco defendería a los Norcoreanos en una situación así, ni se simpatizaría con ellos. De hecho, probablemente dentro de Gaza ni si quiera se enterarían que eso está sucediendo. Dudo mucho que los palestinos que viven en Gaza en estos momentos reciban muchas noticias certeras de lo que sucede en el mundo exterior.

De aquí podemos concluir que, mientras Hammas es uno de los más claros ejemplos de lo grave que son los engaños y la hipocresía actualmente en nuestro mundo, de cómo los medios están llenos de mentiras para cumplir objetivos políticos y económicos, todas las naciones del mundo, sin excepción alguna, aunque sea en menor medida, cometen esta clase de brutalidades. Y los más afectados siempre serán aquellas naciones o grupos que, independientemente de si son culpables o inocentes, otros gobiernos encuentren conveniente utilizar como el chivo expiatorio para esconder sus propias carencias.