Thursday, March 12, 2009

La imprudencia no tiene límites.

Creo que esto que vi el día de ayer es algo digno de hacerse público, ya que es una muestra del extremo al que puede llegar la imprudencia y la falta de sentido común. He aquí lo que vi:
Estaba tranquilamente circulando sobre una avenida de la Colonia Santa Fe de la Ciudad de México, en una parte donde el alumbrado público se hacía notar por su ausencia, y uno se tiene que fiar de las luces de su propio automóvil. Veo entonces una pequeña cosa blanca, de forma cuadrada y brillante, desplazarse a gran velocidad, y aparentemente "flotando". Por supuesto, me extrañé en gran manera, dado que soy una persona cuerda y no consumo ninguna clase de veneno recreativo (es decir, drogas o alcohol). Pues efectivamente, no fue una alucinación, y este extraño avistamiento quedó explicado cuando finalmente llegué a una zona donde sí había alumbrado público: Esa pequeña cosa cuadrada era en realidad la placa de una motocicleta, la cual tenía las luces apagadas. Además, el individuo que la conducía estaba vestido totalmente de negro. Por ello, cuando el alumbrado público estaba ausente, lo único que yo podía ver era la placa de la motocicleta.

Sólo hubiera faltado que robaran las placas de este vehículo, y la arrollada por parte de cualquier conductor hubiera sido prácticamente intevitable.

Es cierto que la falta de alumbrado público es culpa del gobierno y no del motociclista, pero de cualquier forma, de por sí es bastante imprudente conducir sin luces en la noche en un automóvil, ¿pero hacerlo en una motocicleta, y estando vestido de negro? Eso es simplemente increíble.

Tuesday, March 03, 2009

Un hombre muere después de doce horas de sexo.

El día de ayer apareció en El Universal de México, y supongo que en varios periódicos más en el mundo, que un hombre de 28 años en Rusia murió después de tener 12 horas de sexo ayudado por una notable cantidad de pastillitas azules. Después de este tiempo, murió de un paro cardiaco. Este absurdo intento fue resultado de una apuesta que hizo el hombre con dos de sus amigas, con las que compartió esta última noche de su vida.

La noticia en sí no merece ser comentada gran cosa, dado que es un gran ejemplo de a lo que puede llevar la estupidez humana y a lo más puedo decir que merece ser mencionado en los premios "Darwin", si no es que ganarlo.


¿Entonces por qué lo menciono? Lo triste de esta noticia está en los comentarios que genera, que lo tachan de "héroe" o que dicen que es "la mejor forma de morir". Es realmente lamentable que la gente lo vea de esta manera y eso fortalece mucho más mi opinión previamente expresada en mi artículo previo sobre la revolución sexual.


Ahora quisiera entrar un poco más en detalle del por qué no es heróico, y esto tal vez aplique también al caso del "CANACA" (buscar CANACA en youtube)

1. No le salvó ni le cambió la vida a nadie debido a lo que hizo. Aún si las hubiera dejado embarazadas a las dos, para eso no necesitaba 12 horas, por lo cual, su hazaña, en este sentido, es inútil.

2. No estaba defendiendo ninguna causa.

3. No probó su virilidad, dado que usó pastillas para lograrlo.

4. No hizo ninguna contribución importante a la sociedad, a las personas involucradas ni a su persona en ninguna forma al arriesgar su vida en esa manera.


Ahora veamos por qué no es "la mejor forma de morir"

1. Esas doce horas de sexo las hubiera sobrepasado por mucho si tomamos lo que hubiera acumulado durante el resto de su vida, de no haber cometido esta ridiculez.

2. Murió a los 28 años, teniendo toda una vida por delante. Podría haber realizado muchas cosas de verdadera importancia durante su vida, y en lugar de eso su legado a la humanidad fue haber sido un ejemplo de lo que la carencia de sentido común puede provocar, adquiriendo una calaña semejante a quienes le provocaron la muerte de una persona al realizar un concurso de tomar agua sin ir al baño llamado "hold your wee for a wii".

3. Estando doce horas en eso por la presión de una apuesta y con una erección persistente sobre la cual no tiene ningún control, dado que la provocó la ingesta de una medicina, no creo que lo haya disfrutado del todo, en algún momento debe haber llegado al hartazgo, y, como su muerte lo hizo ver, a la fatiga total.


Por ello, no se le puede considerar ni como un héroe, ni como la mejor forma de morir. De hecho, tengo la idea de que si en la edad media el viagra hubiera existido, esta forma de morir le hubiera hecho competencia a la hoguera, y teniendo la opción de escoger, más de uno hubiera preferido la hoguera.

El que la gente lo considere tan heróico incluso hace pensar que las personas que hacen esos comentarios valoran más unos momentos de sexo que la vida misma, y ello me ayuda a reiterar una vez más que, como lo hice constar en el artículo previamente mencionado, la supuesta "liberación sexual" de la que se habla en nuestros tiempos, no es en realidad una liberación, sino una vil farsa, un cambio en la forma de la imposición. Amar más al sexo que a uno mismo no es ser libre, es estar en la peor de las ataduras.

Para más información ver:

http://www.eluniversal.com.mx/notas/580492.html